Búsqueda personalizada

martes, noviembre 09, 2010

Un cuento para los exportuarios ¡Ahí viene el lobo! el cuento que puede acabar

Cuenta la leyenda que un niño, que vivía en el campo, se regocijaba apartándose del grupo de campesinos a un lugar desolado, y comenzaba a gritar ¡Ahí viene el Lobo! Esto con el fin de divertirse, viendo a los agricultores correr atropelladamente hacia él, para salvarlo. De tanto bromear, un día, estando en el lugar solitario, el Lobo se presentó; y por mas que gritó y gritó, nadie le hizo caso y el Lobo terminó engullendo al pequeño. Esta es una historieta, con la que mis abuelos y mi madre, solían ilustrarme lo malo que es mentir. Algunas personas son mentirosas compulsivas, lo hacen tanto y con tanta frecuencia, que cuando dicen la verdad, pues tan sencillo como que nadie les cree.

El cuento viene a colación pues, este próximo viernes 12 de noviembre está convocada una reunión en el Palacio de Miraflores o la Vice presidencia, en la que seguramente altos representantes del gobierno, podrían anunciar el pago parcial (¡Por fin!) de los pasivos laborales adeudados a una gran masa de extrabajadores portuarios de toda Venezuela.

Ahora bien, estos ex obreros portuarios no tienen necesidad de gritar ¡Ahí viene el lobo! No, LOS LOBOS LOS HAN VENIDO ACECHANDO DESDE HACE AÑOS, y ahora las alimañas están alborotadas, tanto, que son lo más parecido a las manadas de fieras que pueblan los bosques de Europa, que al olor de la sangre fresca, entran en un incontrolable frenesí que los vuelve más sanguinarios de lo que suelen ser.

Los abogados están desesperados, están instruyendo a los "representantes obreros" socios de ellos, por mejor decir, para que impidan que la gran masa de ex trabajadores se presenten ese día viernes a la mencionada reunión pues, ellos necesitan "cuadrar" el cobro para quitarle a estos humildes hombres y mujeres, lo que por toda justicia les pertenece. Estimadas y estimados ex compañeros, hagan un gran y último esfuerzo por este año del señor 2010, para estar presentes en esa cita del día viernes, no permitan que les quiten lo que legítimamente es suyo, esos caballeros, y damas también, no han hecho nada por lograr esos pagos, todo lo contrario, han sido la piedra de tranca y la mejor excusa para que el Estado se niegue a pagar. Están ustedes entre dos aguas, sólo ustedes pueden revertir esa situación "Sólo el pueblo salva al pueblo".

Todo lo anterior, sin menoscabo de las honrosísimas excepciones de rigor. Es decir, no negamos que hay uno que otro profesional del derecho que se merece que le paguen, pero lo justo, ni más ni menos, sólo lo justo.

Por lo demás, el cuento arriba citado, aplica también para los representantes del Estado venezolano, tanto mentir y mentir, les puede suceder como al personaje del cuento, se los va a comer el lobo. Quiero decir en este caso, EL PUEBLO.

SALUDOS REVOLUCIONARIOS Y BOLIVARIANOS A TODAS Y TODOS.

Imagen tomada de: www.murciaenfamilia.com


REVERÓN

REVERÓN
Reverón se hizo famoso por sus muñecas de trapo. Las confeccionaba para tomarlas como modelos (Caled 2007)