Búsqueda personalizada

miércoles, junio 23, 2010

EXCREMENTO DE RATAS

En estos tiempos que seguimos soportando, necesario es que meditemos muy bien en lo que nos llega a nuestros ojos a través de los medios de comunicación. Esto incluye nuestras orejas. ¿Por qué? Todos lo sospechamos; las informaciones, opiniones y demás publicaciones –especialmente las que provienen del sector antichavista- vienen cargadas de un poderoso veneno.


Estas pócimas, producen en el individuo un letal y peligroso estado de psicopatía que no distingue entre machos y hembras, y tampoco tiene nada que ver con la edad. Así que amigas y amigos, pongan atención a lo que garrapateo aquí.


La amiga Milagros Socorro, periodista de larga data y formación, escribe este domingo 20 de junio en un diario que otrora fuese ejemplo de excelencia en medios de comunicación, un artículo que merece ser respondido paso a paso.


Ella dice, con relación a la importación de alimentos por parte de PDVAL, que “La triquiñuela política sustituía toda previsión, toda responsabilidad”. Todo ello, por el hallazgo de comida descompuesta en Puerto Cabello. Luego hace una ilustre narrativa de formas y maneras de corrupción con los alimentos.

Como quiera que el gobierno del presidente Chávez no ha negado en ningún momento este hecho, y por el contrario, hay un montón de personas detenidas. A nosotros se nos ocurren varias preguntas; por ejemplo: ¿Cómo conoce tan detalladamente esta señora los intríngulis y variadas formas de robo? ¿De dónde saca ella esos detalles sin ofrecer ninguna prueba? Asegura además, que una parte de los alimentos en mal estado fueron distribuidos al Programa de Alimentación Escolar a través de Mercal (Mercal es Mercal y Pdval tiene lo suyo), y basa su afirmación en sendas notas de prensa de La Voz de Guarenas y una publicación de Últimas Noticias. Esta última es la más interesante, pues señala con mucha autoridad (siempre asumiendo la potestad que le da la nota de prensa ultimeña); “Que algunos productos presentaron infestación por gorgojos, e insectos de tipo invasivo. En otros, se evidenció cucarachas, excrementos de roedores y un foco de orina de rata en el azúcar” Bueno, por algo se dañó la comida y fue rápidamente retirada, pero en todo caso, por qué no dice quién es la autoridad que realizó tal diagnóstico. Misterios de la ciencia como diría el otro.


En todo caso, se nota que esta señora en su peregrina vida, ha puesto un pie en una zona portuaria. Ratas, ratones, cucarachas y toda una fauna de bichos pululan en los muelles y almacenes de cualquier puerto del mundo ¿No lo sabía señora? Pregúntele a las tripulaciones, que lo primero que colocan al tocar puerto sus naves en cualquier bahía de este planeta, son los llamados “antirratas” una suerte de artefacto de metal parecido a un gran sombrero, el cual se cuelga en los estrobos (léase, mecates) que aseguran el barco al muelle. Estos artilugios impiden que los fastidiosos y peligrosos roedores, accedan al barco. Más o menos lo mismo que debería diseñarse para los ministerios, institutos autónomos, gobernaciones, alcaldías y en fin, para todas las dependencias gubernamentales donde pululan, igual, seres asquerosos que se prestan para acometer acciones en contra del pueblo. . . desde la IV república señora, no lo olvide. El proceso Bolivariano está infestado y ustedes todos lo saben. Los enemigos hacen el trabajo adentro, y ustedes son los encargados de presentarlos como fracasos de la revolución.


En periodismo existe una frase, ya casi en desuso pero muy significativa, para caracterizar a aquellos que escriben de forma mal intencionada, socarrona, insidiosa o mediocremente, ese vocablo es CAGATINTA. Algunos lo hacen, otros excretan como los roedores. Está dicho.


REVERÓN

REVERÓN
Reverón se hizo famoso por sus muñecas de trapo. Las confeccionaba para tomarlas como modelos (Caled 2007)