Búsqueda personalizada

lunes, julio 06, 2009

Reflexión portuaria

A mis estimados excompañeros portuarios. Ante la avalancha de llamadas y la evidente consulta de esta página, tengo el deber de escribir estas humildes reflexiones. El estado venezolano, desde hace más de 18 años, nos adeuda una enorme cantidad de dinero por pasivos laborales ocasionados por la supresión de nuestra empresa Instituto Nacional de Puertos (INP) en el año 1991, historia pasada y harto conocida. Pero no sólo fue el daño económico, también fue el enorme daño social que nos causó semejante decisión de aquel gobierno ilegítimo. Sí, ilegítimo, porque no fue realmente la voluntad del pueblo la que se impuso, sino el engaño, la vesanía y la falsedad que nos vendieron en aquellos desenfrenados carnavales políticos, donde los medios de comunicación fueron y son, los más sólidos y siniestros protagonistas. El caso es que, luego de tantos años y miles de fallecidos mediante, el año pasado llegamos a un acuerdo de pago, acuerdo con el cual nunca comulgamos pero que, en vista de la actitud insolentemente cómplice y venal de algunos abogados -presuntos- representantes de los trabajadores y exobreros ciegos por la desesperación, que aceptaron mansamente lo que propuso Minfra (Bs. F. 6.000,oo X año de servicio), no nos quedó otro camino que aceptar dicho acuerdo. Ello fue, en el mes de mayo del año pasado 2008. A estas alturas del año 2009, nos prometieron que se fijaría fecha para el pago de dichos pasivos laborales en días pasados (hasta el 26 de junio de este año) y nada de esto ha sucedido. Tengan en cuenta señores, compatriotas, camaradas del gobierno nacional que de los, ya largos, 18 años de nuestra reclamación, esta hermosa revolución Bolivariana se ha "tragado" más de 10; ¡DIEZ AÑOS ESPERANDO! Y aún no tenemos sino, burla, humillaciones, falta de respeto a un conglomerado humano que se encuentra ya, en la recta final de sus vidas, de hecho, muchos de nuestros compañeros han fallecido y siguen desapareciendo. Nosotros, Pedro Milano y este servidor, presentamos argumentos sólidos de la veracidad y legalidad de nuestro reclamo, sin embargo, nunca quisieron escuchar y evitaron sostener una discusión seria durante la vigencia de la mesa de negociaciones, que el mismo Minfra organizó y efectuó con el concuros de varios actores, representantes de todos los puertos del país. Ahora, mis queridos amigos y excompañeros, considero que no nos queda otro camino, que el de la protesta pública, pacífica, argumentada, pero firme. Pongamos la flojera a un lado, echemos el miedo a la espalda y dispongámonos a hacer valer nuestros justos derechos. ¡Ya basta de burlas!, ¡Ya basta de humillaciones, de falta de respeto a nuestra dignidad! Podrán decir lo que quieran, que somos antichavistas, contrarrevolucionarios, derechistas, ¡no importa!, esos son los peregrinos y eufemísticos argumentos con los que un sector verdaderamente fascista, incrustado en el cuerpo revolucionario y que está jugosamente medrando a la sombra de este proceso, pretende estigmatizar a quienes -con justicia- reclamamos lo que por derecho nos pertenece. Vamos a tener que pelear compatriotas, camaradas y amigos. Ojalá que este mensaje pueda ser leído por el compatriota y amigo, Comandante Presidente hugo Rafael Chávez Frías, estoy seguro que nos daría la razón. El silencio es nuestro peor enemigo.

REVERÓN

REVERÓN
Reverón se hizo famoso por sus muñecas de trapo. Las confeccionaba para tomarlas como modelos (Caled 2007)