Búsqueda personalizada

sábado, septiembre 27, 2008

Personaje de la conspiración

En estos días del cólera, se ha desatado (en nuestros país, la República Bolivariana de Venezuela) un escándalo silenciado por los medios de comunicación social de carácter privado. Y no es otro que el mega plan (abortado) para dar –nuevamente- un golpe de estado, acompañado esta vez, con un eventual ataque al avión presidencial y provocar la muerte del Presidente Hugo Rafael Chávez Frías.

Sin ahondar mucho sobre este gravísimo hecho, sólo diremos al respecto, que en verdad esta gente no tiene el más elemental respeto y consideración por nuestro pueblo y ha demostrado una inexplicable y tenebrosa inconsciencia. Una acción de esta naturaleza en nuestra patria, desataría una guerra interna que sólo parará cuando toda América Latina esté en llamas, en una guerra que la liberará definitivamente. Y que además, esta gigantesca conflagración llegaría hasta unos cuantos pasos de la Casa Blanca, no podría de ninguna forma el poderío militar de los Estados Unidos, evitar que un conflicto de esta naturaleza llegue al mismísimo corazón del imperio.

Pero, para la mejor comprensión de este asunto, es bueno que demos a conocer quiénes son algunos de los implicados en tan peliagudo y siniestro plan.

¿Quién es Vinicio de Sola?

Este caballero, ya fallecido, es señalado como uno de los cerebros y financistas del macabro plan conspirativo. Como quiera que –quizás- es de mal gusto o poco honorable acusar a quien no se puede defender, sólo diremos de este ciudadano lo que está plasmado en un expediente del Tribunal supremo de Justicia, en la Sala de Casación Penal.


VINICIO DE SOLA CRESPO, venezolano, natural de Caracas, mayor de edad, casado, economista, con cédula de identidad N° 1.897.094 y domiciliado en Caracas, fue condenado en el año 1998 a cumplir la pena de DOS (2) AÑOS DE PRESIDIO y a las accesorias legales correspondientes, por la comisión del delito de VIOLACIÓN AGRAVADA CON ABUSO DE CONFIANZA EN GRADO DE TENTATIVA, previsto en el artículo 375, ordinal 1°, del Código Penal, en concordancia con los artículos 376, 394 y 80, primer aparte, ejusdem.

Luego de esta sentencia, los defensores del señor De Sola Crespo, apelaron en el año 2001 a la sala antes mencionada para impedir que su defendido cumpliera la pena impuesta. Bajo una cantidad de artificios leguleyos, lograron que la Sala de Casación Penal (en ponencia del doctor Beltrán Haddad) se pronunciara a favor y lo declarara absuelto. En este sentido, es pertinente destacar los hechos tal y como se suscitaron; resulta que el susodicho señor, bajo engaño, logró sacar de su casa a una niña de Once (11) años residente del estado Anzoátegui, dizque para llevarla a Caracas. Lejos de eso, la trasladó a un hotel de Lecherías, y por declaraciones de la misma infanta, intentó violarla, incluso por declaraciones de la menor, le produjo daños en su carita al golpearla pues la niña se negaba a desnudarse. Logró escapar, metiéndose en el baño del cuarto, retiró los vidrios de la ventanilla y se escabulló pidiendo auxilio a una persona que estaba en las inmediaciones de la habitación. Juzguen ustedes mismos.

Este señor, junto a su hermano Parsifal De Sola, instaron, participaron y –posiblemente- financiaron la campaña electoral del recordado Renny Ottolina. Esto no quiere decir que el número Uno de la Tv. Venezolana fuese un mal tipo al aceptar semejante compañía, sino que revela la ambición por el poder que estos hermanos De Sola han manifestado desde lejanos tiempos.

Finalmente, y volviendo nuevamente al caso del señor Vinicio De Sola, cabe preguntarse algunas cosas; ¿Sí el señor De Sola fue condenado en el año 1998, cómo es que la decisión del Tribunal Supremo de Justicia se produce en el año 2002?, ¿Qué pasó durante todos esos años entre 1998 y 2001 cuando fue introducida la apelación en la Sala de Casación Penal?, ¿Quiere decir, que este caballero nunca estuvo detenido por este gravísimo hecho?, ¿Por qué o a cuenta de qué, el señor Pablo Medina vive en la casa de este personaje?, ¿Cuántos conocidos y desgastados personajes están relacionados con los hermanos De Sola? Trataremos de descifrar y revelar estos misterios.

La carta de Antonini

En recientes informaciones de prensa, en un despacho de AFP (Agencia Francesa de Prensa), da cuenta de que el señor Guido Antonini Wilson declaró, en el tribunal estadounidense donde se le sigue juicio, todavía no tengo muy claro por qué. Que él le envió una carta al Presidente Chávez, agradeciéndole la ayuda prestada (¡?!). Bueno, como este caballero ha violado el secreto de amistad, yo me veo obligado a revelar también el contenido de una misiva que le envié a mi amigo Antonini.

En esta carta mía personal a Gûicho, yo le planteo a mi pana que estaba necesitado de un prestamito para financiar algunas aventurillas (me sonrojo cuando reconozco mi infidelidad) con unas hermosas chicas que él mismo me trajo de Las Bahamas, estado Apure. Allí, le hice un serio reclamo pues me pareció un acto de sadismo, traerme esas hermosas beldades, y no darme los recursos necesarios para complacer los caprichitos de las mismas. ¡Sólo requería unos 100 mil dolarillos para cumplir el encargo falocrático adecuadamente! y el muy pichirre me dijo que no contaba con esa bagatela de dinero. Sorpresa la mía, cuando veo al muy desgraciado envuelto en el asunto de la maletica con los 800 mil dólares y ¡para colmo de males, en Argentina! O sea, que ni siquiera eran para invertirlos en nuestro querido lar.

Pero lo más decepcionante, y es por lo que he puesto mi amistad con ese bicho en el refrigerador que tengo en el Polo Norte, es que ahora resulta que no son 800 mil de los grandes (como dicen las traducciones de las películas gringas) ¡No!, este barracudo dice ahora que había otra maletica con Cinco millones 200 mil billetes con la cara de Lincoln. ¡Eso no es justo! Yo no tengo palabras como calificar este acto de traición de mi, ya ex amigo, Guido Antonini, al cual decididamente ya no lo llamo más “Gûicho”.

¿Conclusión?, las nenas ¿bahamaenses? Tuvieron que irse con sus curvas a otro patio, yo perdí la oportunidad de pasar unos días y mejores noches bien acompañado y todo, porque al Guido le dio por regalar dinero a los gauchos, hacerle comparsa a los gringos y traicionar la imprescindible amistad con Hugo. . . Y la mía claro.

Finalmente, les digo que no publico la carta porque no quiero revelar algunas otras intimidades que no tienen por qué conocerlas ustedes. Ahora me voy a pasear a Australia, paso por la Asamblea Nacional y me quedo un tiempo en Mare Abajo en el estado Vargas, República Bolivariana de Venezuela. Y al condenado de Antonini cuando lo vea, le doy un pisotón en el dedo gordo del pie derecho, que yo sé que sufre de sabañón.

REVERÓN

REVERÓN
Reverón se hizo famoso por sus muñecas de trapo. Las confeccionaba para tomarlas como modelos (Caled 2007)