Búsqueda personalizada

miércoles, agosto 27, 2008

La Guaira, capital del estado Vargas (I)

Especial.- Bien, adentrándonos a lo que en realidad es el deber ser de esta página, vamos a iniciar ahora una serie de reportajes sobre el estado Vargas, uno de los más pequeños estados de la República Bolivariana de Venezuela, ubicada en América del sur, en la zona meridional de nuestro continente.

No tenemos la intención de realizar un tratado de geografía pues para ello, sobra la información en este fabuloso sistema de comunicaciones como lo es Internet. Queremos sí, resaltar de la manera más sencilla y accesible las bondades y peculiaridades de nuestra región, comenzando con una pequeña cronología de lo que fue La Guaira, lo que es en nuestros días, y lo que debería ser en el futuro próximo.

Quisiéramos –igualmente- antes de nada, dar las más expresivas gracias a la gente de Google pues, de no ser por su generosidad al permitirnos contar con este espacio en la red, no podríamos transmitir todo cuanto hemos podido enviar a toda la gente del planeta. Pero, especialmente, a nuestros hermanos y compatriotas guaireños y venezolanos en general. También, es justo reconocer la colaboración de Luís Blanco, un vecino de Vargas, quien amablemente nos suministró un importante texto escrito por el desaparecido Luís Oscar Martínez, viejo y apasionado Cronista de la región varguense. El nombre del texto es LA CIUDAD AMURALLADA Y SUS DIEZ Y SIETE FORTALEZAS (DOCUMENTOS PARA ESTUDIO), Edición: Gobernación del Distrito Federal. Caracas, 1992. Todas las citas en el presente trabajo serán de esta obra.

La Guaira, capital de Vargas

La Guaira es una parroquia (a diferencia de las demás entidades federales del país, Vargas posee el mismo territorio, tanto como municipio y estado). Denominación derivada de la nomenclatura religiosa católica, que divide los territorios donde predomina de esta manera. Fundada según algunos documentos encontrados, el 29 de Junio de 1589 (fecha en discusión), por el gobernador de la Capitanía General de Venezuela Diego de Osorio. No fue la primera población de esta región atlántica, por el contrario, se funda La Guaira debido a la necesidad de mudar el puerto ubicado en lo que es hoy día la parroquia Caraballeda, situada al este del estado Vargas. Dicha necesidad, se produce al ser Caraballeda blanco fácil de los ataques piratas, estaba demasiado lejos de la capital, Caracas. Y porque además, sus costas son excesivamente oceánicas. A diferencia de La Guaira, que poseía para la época, una bahía natural con muy poco espacio territorial costeño ya que, las montañas prácticamente mueren en las propias playas. Osorio, militar veterano español, supo desde el primer momento que estratégicamente esto le daba una gran ventaja para la defensa del puerto y porque, queda La Guaira mucho más cercana a la ciudad capital. El nombre Guaira (Huaira), es de procedencia indígena como casi todos los nombres de nuestras ciudades y sub regiones. Curiosamente, los españoles –a pesar de ser conquistadores- hicieron muy poco por cambiar o designar nombres castizos a las regiones que ocupaban en nuestro país. Sólo, lo hicieron en los grandes asentamientos urbanos. Pero aún así, lo que hicieron fue anteponer denominaciones toponímicas religiosas a los nombres nativos, así; la ciudad de Caracas (nombre de la tribu Caraca), capital de la República Bolivariana de Venezuela, se llama en realidad Santiago de León de Caracas y La Guaira, San Pedro Apóstol de La Guaira.

El poblamiento del Puerto de La Guaira

Cita Luís Oscar Martínez en su obra; En principio fue sólo un accidente natural en la geografía costera del litoral central venezolano. El puerto (de La Guaira) existía como tal, mucho antes de extinguirse Caraballeda, “surgían” allí navíos (…) En el año 1580, el contador de la real Hacienda Diego Ruiz de Vallejo, escribía al Rey pidiéndole que el “pueblo de Caraballeda” –ya en franca decadencia- se mudara a La Guaira, “para que haya pueblo en el puerto donde surgen los navíos” y en 1584, el mismo Ruiz de Vallejo junto con el gobernador Luís Rojas pide a su majestad se le construya una “ataranzana” (Aduana) y una Caleta (muelle). (Manuel Pérez Vila en, El Ídolo de Los Orígenes, consideraciones sobre El surgimiento Espontáneo de Centros Poblados. Boletín de la Academia Nacional de La Historia, No. 293 Caracas, Enero-Marzo 1991. Pág. 35). Fue así, que se comenzó a poblar La Guaira como un hecho obligatorio y para proveer de mano de obra a las operaciones de embarque y desembarque de mercaderías desde y para la gran metrópoli, España. Pero al mismo tiempo, fue necesaria la construcción de fuertes y castillos que garantizaran la defensa del atracadero. Caled/2008.

Puerto de La Guaira en el siglo XIX. Nótese las murallas en la costa, las cuales servían de defensa contra los ataques piratas. (Colección Fundación Armando Reverón).

REVERÓN

REVERÓN
Reverón se hizo famoso por sus muñecas de trapo. Las confeccionaba para tomarlas como modelos (Caled 2007)