Búsqueda personalizada

sábado, julio 28, 2007

Propuesta para la conformación de un partido socialista


El siguiente documento tiene como finalidad presentar una serie de sugerencias (a título personal) de normativas y reglas ético-morales y políticas que estimo, deberían estar contenidas en el documento fundacional del PSUV. Las mismas, por supuesto, están abiertas a la discusión por parte de los y las participantes en las Asambleas de Batallones Socialistas (ABS) a objeto de ser consideradas concienzudamente y, de ser aprobadas, incluirlas en el documento final. A continuación las propuestas.

Estimo –en primer lugar- que debe implementarse de manera inmediata un mecanismo de comunicación entre todas las ABS, a fin de conocer las conclusiones relacionadas con los temas de discusión que se han venido desarrollando en todo el país y, de esta manera, establecer puntos de convergencia y/o diferencias. De tal forma que haya unicidad de criterios.
El nombre de la organización política debe ser considerado pues, se trata de construir un aparato político diferente, que rompa absolutamente con todos los esquemas del pasado. Propongo: Que su nombre contenga elementos íntimamente relacionados con la noble misión de formar, ideologizar y propender los cambios de mentalidad y práctica política hacia un verdadero socialismo. Así, solicito considerar el nombre de: SOCIALISMO AVANZADO BOLIVARIANO, ÉTICO Y REVOLUCIONARIO DE VENEZUELA; por sus siglas “SABER”. O bien, UNIÓN COMUNITARIA SOCIALISTA BOLIVARIANA REVOLUCIONARIA DE VENEZUELA.
Propongo que el Estado sea dividido en cuatro zonas a saber; Zona Tarma-Marapa, parroquias: El Junko, Carayaca y Catia La Mar. Zona Carlos Soublette, parroquias: Raúl Leoni, Carlos Soublette y Maiquetía. Zona Gual y España, parroquias: La Guaira, Macuto y Naiquatá. Zona Negro Primero, parroquia Caruao.
La estructura político dirigencial de la organización debe ser horizontal. En este sentido, debe dársele prioridad a las Asambleas de Participación Comunal (APC) en sustitución de las ABS. Las APC elegirían internamente a sus dirigentes. Estos a su vez, seleccionarán a los representantes parroquiales. Y, los parroquiales, presentarían ternas de candidatos para elegir en votación directa y secreta de todos los participantes de las APC, a los representantes zonales los cuales conformarán un Consejo de Estado en número que se determinará, de acuerdo al número de habitantes de cada zona, así como, se tomará en cuenta la situación socio económica de cada Zona Comunal. Este Consejo de Estado, incorporará un miembro de cada parroquia elegido por la vía del voto universal y secreto de cada una de las Zonas señaladas, Consejo que mantendrá, legalmente estatuido, una estrecha vinculación con toda la estructura política a través de las APC. Estos se reunirían cada 30 días por parroquia a fin de tratar todos los asuntos pertinentes a cada una de las comunidades. Sin menoscabo de que se pueda llamar a asambleas extraordinarias, cuando el caso lo amerite.
Los candidatos a los diferentes cuerpos de gobierno (municipal, regional y legislativo) deberán reunir una serie de requisitos, como regla sine qua non, independientemente de que todos tendrán derecho a la participación. Estimo necesario en este sentido, que no sólo podamos escoger a las y los mejores en términos del conocimiento que cada uno pueda poseer, sino que además, hay características que deben constituir condiciones insoslayables. Ejemplo; a) el o la candidata debe ser oriunda de la entidad o, haber residido en ésta un mínimo de 15 años. b) Para optar a cualquier cargo público, deberá presentar –por lo menos- un escrito de un mínimo de 04 páginas a doble espacio que contenga un análisis acerca del cargo que aspira; planes de modificación y/o innovación en función de los intereses del colectivo en general y cualquier otra consideración de importancia que considere pertinente comentar. Este plan, deberá ser sometido a discusión en una plenaria de todos los representantes tantos zonales, como parroquiales. Éstos, cumplirán con la obligación de presentar sus conclusiones a sus respectivas APC. C) Cualquier indicio de haber cometido un hecho reprobable por parte de cualquiera de los aspirantes, con relación al punto “b”, acarreará la más estricta sanción; será expulsado inmediatamente.
La selección de una persona a un cargo de elección popular, no puede significar de ningún modo el divorcio de éste de la estructura política. Por el contrario, debe contemplarse legalmente, que todos los candidatos elegidos deberán participar periódicamente en las APC, las cuales no podrán limitar la participación de toda la comunidad bajo ningún concepto. Es decir, en las APC, podrán participar todos y todas las interesadas e interesados que cohabiten en determinada comunidad, sin ninguna restricción. Dentro de las especificaciones que al respecto se redacten, deben contemplarse severas sanciones para aquellos y aquellas candidatas electas o electos que no cumplan con esta obligación.
La organización política debe, desde sus inicios, convertirse en un FORO PERMANENTE de discusión y análisis de todos los aspectos de la vida del pueblo en sociedad. Pero, fundamentalmente, debe y tiene que ser un aula de clases, las actividades políticas y de orientación de las relaciones comunales, de apoyo mutuo y de defensa de los intereses de la sociedad tienen que ser su norte permanente e inmanente. En esta orientación, se incluye –naturalmente- el aspecto ideológico-político. Debemos mantenernos en una búsqueda incesante de nuestro propio camino y su perfeccionamiento. No debemos imitar, debemos hacer que nos imiten.
Los Consejos Comunales y la estructura que los conforman (Comités de Tierra, Agua, Deporte y Recreación, Cultura, entre otros) deberán ser objeto de un estricto seguimiento, tengan la orientación política que posean. En este sentido, nuestra nueva organización política deberá conformar un organismo pertinente que presentará informes a las APC, de manera regular y, éstas a su vez, harán llegar sus conclusiones al Consejo de Estado.

Este documento ha sido publicado en la página web “guayra en digital” para su debida consulta y, recibir por esa vía, las recomendaciones o sugerencias que a bien tengan aportar. Es pertinente señalar igualmente, que estas propuestas no son las únicas ya que se irán incorporando algunas otras en el futuro inmediato.

martes, julio 24, 2007

Techos Rojos

Parecen toboganes que suben y bajan alegres en un vaivén interminable que al paso de los siglos se mantiene tal y como fue concebido originalmente por los conquistadores españoles. Por supuesto que en épocas pasadas, eran mucho más numerosos los techos de las edificaciones coloniales que, hoy día, aún quedan en pie en el llamado Casco Histórico de La Guaira. Sus estrechas callejuelas son testigos mudos de un pasado plagado de leyendas y creencias diluidas en el tiempo y de las que ya, casi nadie se acuerda. Lamentablemente, nuestro país ha sido víctima de un ignominioso proceso de desmemorización. Borrar la memoria histórica de un pueblo, allana el camino para su esclavización. El neo colonialismo que ha sido impuesto, con el uso de los medios masivos de comunicación, ha hecho estragos en nuestras naciones. Pretendo –al menos- minimizarlo rescatando imágenes y con ellas, enviando un mensaje de conservación de nuestra cultura.Caled/2007.

Restos

El 15 de Diciembre de 1999 en nuestro Estado, se desató la más escalofriante tragedia de toda nuestra historia. Ese día, en que nos aprestábamos a aprobar en referendo aprobatorio nuestra nueva constitución nacional, cayó sobre nuestro suelo una inmensa lluvia que dejó caer en 24 horas lo que debió haber caído en un año. Nuestra región, que está atravesada por más de 100 ríos y quebradas y tenemos a nuestras espaldas una cadena montañosa, absorbió agua y la dejo rodar en un torrente espantoso que arraso con poblados, barrios y urbanizaciones enteras. Hasta la fecha, no sabemos con exactitud cuántos fallecidos se produjeron en ese trágico día decembrino, lo que sí es un hecho es que esa situación nos golpeó muy fuerte –fundamentalmente- en nuestro interior. Hoy por hoy, con mucho esfuerzo nos vamos recuperando de esa terrible experiencia y levantamos nuestro ánimo para sobre llevar una irreparable realidad; muchos de nuestros familiares, amigos y conocidos yacen en el fondo del mar arrastrados por las poderosas riadas o tapiados bajo los gigantescos promontorios de tierra y piedras dejadas a su paso. En la foto, restos de lo que fue una magnífica casa colonial ubicada en la zona más antigua de La Guaira, al lado, uno de los grandes peñascos traídos desde la montaña por las furiosas aguas desbordadas.Caled/2007.

Pintores de Plaza Vargas

El movimiento artístico en nuestra región –Estado Vargas- es muy rico. Si hay algo que nos caracteriza es que tenemos una prodigiosa imaginación y perseverancia para practicar cualquiera de las Bellas Artes que nos propongamos, entre ellas, la pintura. En nuestra región es muy común ver en los alrededores de la Plaza Vargas (Principal punto de encuentro de la parroquia capital La Guaira) hombres y mujeres dedicados a plasmar en lienzos, tablillas o cualquier otro material, con diversas técnicas aquellos paisajes que reproducen viejas costumbres, antiguas calles y lugares de la zona, para luego ser expuestos a su venta en cualquier lateral de la Plaza. Caled/2007.

Pensadora

Auguste Rodin terminó de fundir su “Pensador” en el año 1880. Después de ello, muchas son las versiones que se han multiplicado. De hecho, se calcula que en el mundo hay unas 20 versiones de esta magnífica obra esparcidas en diferentes museos y galerías. Nosotros acá en Venezuela tenemos nuestra Pensadora, que más que pensar pareciera –sentada como está- quejarse, rumiar su desesperanza o lamentar alguna desgracia. No, no me refiero a la muchacha de carne y hueso, sino a la estatua fundida que está junto a ella. Caled/2007.

Operaciones en el Puerto

El Puerto de La Guaira tiene una importancia de primer orden pues, se encuentra a escasos 20 kilómetros de distancia de la ciudad de Caracas. Construido sobre el mar Caribe, está al norte de Venezuela y sus primeras edificaciones se remontan al siglo XVI y es Don Diego de Osorio su fundador. Es en el siglo XVII, más exactamente en el año 1728 cuando la Compañía Güipuzcoana recibe del Rey de España la concesión para manejar todo el comercio ultramarino de la corona en sus posesiones coloniales de la América hispana, que el Puerto de La Guaira adquiere mayor importancia. Mucha es la historia que posee el Puerto de La Guaira, desde sus primeras operaciones en la Venezuela colonial hasta nuestros días. Incluye, asaltos a cañonazos de los piratas que rondaban las aguas caribeñas, hasta el ataque artero y traidor de Inglaterra y Alemania a principios del siglo XX. Caled/2007.

Muñeca

En una exposición realizada en la Galería de Arte Nacional, del pintor de la luz como así se le llamaba a Armando Reverón, también se expusieron algunos utensilios y herramientas usadas por al artista en su “Castillete de Macuto” como lo bautizaron los lugareños en su momento. Igualmente, se incluyeron en la muestra las legendarias muñecas elaboradas para que sirvieran luego de modelos. La fotografía capta el momento en que se funden pasado y presente en un solo instante. La mujer busca conservar su propia imagen viva, carnal y, al mismo tiempo, fantasmal. Caled/2007.

La Galería de Arte Nacional de Caracas

La Galería de Arte Nacional, está ubicada en la periferia del centro de la ciudad capital Caracas. Al principio de la avenida México. Forma parte de un complejo de edificaciones que comprende; Museo de Bellas Artes, el Museo de Ciencias, comienzo del Parque Los Caobos, Teatro Teresa Carreño y el Gran Hotel Caracas Hilton. Es una hermosa edificación diseñada por uno de los más connotados arquitectos venezolanos Carlos Raúl Villanueva, creador también de la Universidad Central de Venezuela. Es de estilo neoclásico y se remonta al año 1917. En la foto, se puede apreciar el jardín del patio central de la estructura.

El Fuerte




Una mirada desde el Fuerte El Vigía, ubicado en el cerro El Colorado de La Guaira, me hace rememorar épocas que no viví. Esta imagen con vista hacia el norte, me obliga a realizar un ejercicio de imaginación; ¿Cuántas veces algún desprevenido soldado imperial español no miró hacia el mismo punto?, buscando una mancha en la mar océano, vigilante, alerta para así descubrir la presencia de una goleta o navío pirata. Apresto estaban los cañones para vomitar sus cargas de fuego para destruir o, en todo caso alejar y persuadir al intruso de que no debía acercarse a esas, nuestras costas. O, más reconfortante, ser el primero en avistar el tan ansiado bergantín que, venido desde las tierras de ultramar del reino ibérico, traía noticias de los lejanos y casi perdidos familiares y amigos dejados ah mucho tiempo. Caled/2007.

La verdad sea dicha




Venezuela, mi país, un pueblo que ha sido víctima de una; ¿Cómo podríamos llamarla?, ¿Casta?, ¿secta?, ¿grupo?, ¿etnia?, ¿clase social?, bueno, no importa, el caso es que quienes detentaron el poder en nuestro país, hicieron un entramado social intrincado y tupido. Una telaraña que comenzó a controlar todos los espacios vitales de la República. Para ser franco, estoy tratando de explicar el misterio de una cuarta república que albergó toda clase de alimañas, que se pusieron de acuerdo para ir pudriendo todas las instituciones del Estado. En esta orgía política, empezaron a participar, primero tímidamente, los más cercanos colaboradores y amigos de quienes ejercían cargos de dirección en el gobierno; luego, entraron en escena con todos los hierros insospechados protagonistas que jamás se imaginaron que fuese tan fácil acceder al poder y disfrutar de sus mieles. Lo único que se necesitaba era, entre otras características, bajar la cabeza ante el poder, lamer las suelas del jefe o, en el mejor de los casos, tener un buen proyecto por descabellado que este fuese, para engatusar al ignorante e incompetente que hacía las veces de ministro, gobernador o alcalde. Esos sorprendentes personajes, no son de ningún modo individualidades, aunque también se dieron casos. Pero la generalidad es que fueron diversos grupos sociales que rodearon y controlaron el poder político y por ende el poder económico. De esta forma a grandísimos rasgos (La cosa tiene mil aristas), se constituyó en Venezuela una sociedad de cómplices cuyas deleznables y execrables prácticas permeó todo el cuerpo social de nuestro pueblo. Es así que se hicieron populares vituperables dichos como aquel que dice; “Los adecos son mejores en el gobierno porque, roban y dejan robar” u otro tan indigno como el anterior; “Es preferible jalar bolas en la sombra que escardilla al sol”. En este sentido, es pertinente mencionar el caso de los extranjeros venidos a estas nuestras tierras, los cuales (no todos, claro) se dedicaron a educar a sus hijos en profesiones que ellos sabían podían ser usadas para acceder a despachos de gobierno e incluso, mandos de tropa en las Fuerzas Armadas. Por ello, nos encontramos jueces con apellidos exóticos que nada tienen que ver con nuestros González, Gutiérrez, Fernández, etc. O bien, altos oficiales de los diferentes componentes armados con iguales características. Personajes, que alcanzaron –y alcanzan- muchas veces las máximas jerarquías con la “ayudita de rigor” y no, por méritos propios. Y es que, estos hijitos de papi y mami, luego pagan con creces los favores recibidos porque, sencillamente, pasan a formar parte del diabólico círculo de la corrupción. La cosa les resultó tan viable, que durante más de 40 años sólo se dedicaron a medrar a la sombra de papá Estado. Por supuesto, intensificando ciertos aspectos de la sociedad que favorecían sus intereses, tales como el desmoronamiento de la educación popular (recuérdese como fue prácticamente eliminada de la formación básica y diversificada la Historia de Venezuela, anuladas las escuelas técnicas, desmejoramiento o desaparición de la formación superior de los educadores, infraestructura escolar destruida y/o pobremente asistida, entre otros), paralelo a esto, los medios de comunicación audiovisuales arreciaron un proceso de aculturación y transculturización mediante la emisión diaria y permanente de programas dirigidos a distorsionar la psicología del sujeto, enlatados que destruyeron nuestros valores. Una sociedad pues, de antivalores y llena hasta la saciedad de vicios y actitudes reñidos con las más elementales normas de decencia y honradez. Un ejemplo dramático de ello lo constituyen nuestras universidades públicas. Estas casas de estudio fueron paulatinamente pobladas por elementos de la burguesía más recalcitrante y disociada de nuestra nación y, segmentos de las clases desposeídas enfermas por este espejismo creado por los medios de comunicación. Una clase social con los pies en Venezuela pero, su mente en Miami. Un grupo humano que se identifica con lo nuestro no por que lo siente, sino porque es una manifestación folclórica del país, algo así como una pieza de museo para admirar y en el mejor de los casos, para estudiarla como parte de la sociología del venezolano. Claro, desde la perspectiva Weveriana, Althusseriana o mediante un proceso de contra posición filosófica entre Marx, Mao, Lenin y Trotsky. Unos “chamos y chamas” pues que viven, prácticamente desde que nacieron, las playas Belmont o el mundo Marlboro.

Ahora bien, lo anteriormente planteado es ¿tiempo pasado? Lamentablemente no. El Estado venezolano y un enorme segmento de nuestra sociedad están peligrosa y gravemente enfermos. Somos, y así hay que reconocerlo, una población con enormes vicios, proclives a tolerar cualquier acto de corrupción, incluso, a propiciarlos. Y aquí, suena otra perversa conseja; “Toda persona tiene su precio”. Caled/2007.

REVERÓN

REVERÓN
Reverón se hizo famoso por sus muñecas de trapo. Las confeccionaba para tomarlas como modelos (Caled 2007)